Amor con cara de bolero falaz - Cap. 3

Amor con cara de bolero falaz – Cap. 3

Capítulo 3

transcurren dos meses de relación y baltazar ha cumplido su promesa

hemos estado juntos treinta veces de sesenta posibles

a justine la vió en trece ocasiones

a chuchín solo cuatro

me pongo calculador y calculo que absorbí el cincuenta porciento de su tiempo

justine el veintidos punto seis porciento

y el chuchín un insignificante seis punto seis porciento

resulto ser el triunfador del bimestre y claro eso sin tomar en cuenta los tiempos muertos

trece días equivalentes a un veintiuno punto ocho porciento

a todo eso le sumo el gusto de saber que fui el único que se cogió a baltazar en dos ocasiones

bueno casi tres

baltazar cumple treintay ocho años

me invita a su departamento para presentarme a justine porque desea que festejemos los tres juntos

primero me niego pero el morbo acaba por rendirme

observo que baltazar no ha nombrado al chuchín en los últimos días

tampoco le he preguntado por él

le compro a baltazar una corbata de seda y un compacto de eugenia león

llego a su guarida y veo a justine y observo que es muy bonita y calculo que tendrá unos veintiocho años

su melena negra y rizada y su hermosa naríz muy mexicana me recuerdan a la incomparable amparo ochoa

sus ojos son inteligentes y posee una voz limpia y cristalina

le extiendo mi mano y nos presentamos

yo parco y ella eufórica

tomamos asiento y un baltazar sonriente me ofrece de beber

le entrego sus obsequios y justine empieza a comportarse como niña y grita que los abra que los abra

baltazar obedece con parsimonía y poniéndole suspenso al asunto

justine grita ay qué linda corbata

un minuto después grita

ay eugenia

sonrío pero mi sonrisa se desvanece al instante ya que justine le da un beso fugaz a baltazar

el festejado me abraza y me dá las gracias por los regalos y dice que no debí molestarme

digo que no es molestia y aprovecho para meter en su chamarra una tarjetita que reza te quiero mas te quiero mas te quiero elevado a la sexta  por pi por radio al cuadrado y firma

baltazar pone un disco de ela fitzyerald pero justine quiere escuchar a eugenia

bebemos y baltazar toma asiento y forma un triángulo con nosotros

un triángulo isósceles amoroso




justine habla y habla y habla y dice que ya sabe que soy guei y que ya sabe que conocí a baltazar jugando tenis y que dizque ya sabe también que yo  me le declaré a su novio y que baltazar me dijo que como amigos todo y que yo acepté

justine dice que soy el primer homosexual que conoce que no es afeminado

yo río forzado y con frecuencia miro de reojo a baltazar  y él aprovecha para decirme salud pelao

justine alega que como escritora le resulta interesante tener amigos open meid

afirma que soy un ejemplo para la humanidad por la valentía que supone tuve para asumir abiertamente mi preferencia sexual y  amorosa

se pone marxista leninista y ché guevarista y dice que la lucha de liberación homosexual ella la entiende como una verdadera lucha de clases

yo pienso que es una verdadera lucha de perras

me pregunta mil cosas acerca de mi gayacidad y doy respuesta a todas sus interrogantes sin omitir detalle alguno y la conquisto

hablamos de política y criticamos al pri y al pan

al primero por obsoleto y anquilosado y corrupto y al segundo por hipócrita y por mocho y  retardatario

también criticamos al perredé pero poquito

sospecho que eso de andar criticando poquito al perredé nos va a traer consecuencias funestas a la izquierda mexicana en un futuro muy pero muy cercano

o sea

cuando el destino nos alcance chachachachán

coincidimos en que los panistas necesitan urgentemente de unas visitas al siquiatra y de una  buena dosis de cultura

justine dice que del pan solo le gustan sus candidatos porque casi siempre los elígen así como muy guapillos y me confiesa que en ocasiones le entran unas ganas hípermorborbosas de llevarse a la cama a uno de esos apóstoles de la decencia para enseñarles lo que es coger en serio

yo por mi parte dígo que a mí me dan güeva los putos panistas y que no entiendo por qué se escandalizan tanto por el simple hecho de que en mi tierra digamos  tantas groserías

y se hagan otras super deliciosas

me pregunto que qué es eso de escandalizarse por el simple hecho de que la jesusa y cientos de miles de mexicanos más  pidamos que se legalice el aborto

que qué es eso de escandalizarse por el simple hecho de que los gueis y las lesbianas tengamos nuestra propia marcha

que qué es eso de escandalizarce por el simple hecho de que

ay ya basta

los escandalizados deberíamos de ser nosotros ante tal derroche de imbecilidad panista

imagínense el panorama amigos lectores si esos gazmoños llegaran al poder

no es la idea ser catastrófico pero

ay qué miedo

baltazar opina que debemos poner la mesa y justine ayuda colocando un candelabro al centro de la misma

el norteño trae de la cocina un extraño guiso y una botella de vino blanco helado

pongo un compacto de maría calas y nos sentamos a la mesa

la tensión ha quedado atrás

justine y yo le cantamos las mañanitas a baltazar

a los niños bonitos se las cantamos aquí tan tan

me pregunto que más tarde quién dormirá con baltazar

ella ó yo

tal vez los dos

sacudo la cabeza para desechar todo tipo de pensamiento insanos y me concentro en disfrutar la cena

resulta una velada interesante

a media luz

buena música

vino

conversación de altura

justine no ha dejado de hablar de los escritores de la generación bit

también  habla de nitchi

habla y habla y habla y habla y me imagino que a lo mejor así hablaba zaratrustra

provoco a justine para que beba más de la cuenta y baltazar se dá cuenta de mis intenciones y me lo permite

más tarde acordamos irnos a la sala




llevo conmigo otra botella de vino y las copas

justine ahora habla de guinsberg y con su voz ebria intenta recitar unos fragmentos del poema aullido tan popular entre la juventud ceceachera

tomo asiento a la izquierda de baltazar y justine a su derecha

justine empieza a hablar de jesucristo pero como el gran filósofo que es y dice que sospecha que jesús fué guei

pienso un ay maldita blasfema del mal pécora descastada

calla boca diría alguna amiga discotequera

me aviento aquel viejo chistecillo de que estaba jesús en los campos juegue y juegue con sus amigotes mientras su madre maría con cara de harta preparaba la cena

maría le grita jesús ya vente a cenar

jesús llega todo sudoroso hasta la cocina

maría  lo reprende y le díce míra nada más que greñero el tuyo

quiero que mañana mismo te vayas a la peluquería

jesús juguetea con su pelo muy coquetonamente y pela los ojos y exclama semi indignado un que qué

y regaña

pero mamá es que te has vuelto loca o qué

y agrega

antes que perder mi pelo prefiero que me crucifiquen

y bueno

el resto de la historia ya es de todos conocida

el norteño y justine ebria ríen de mi chiste sin mucho chiste y de una manera muy forzada

baltazar nos abraza y justine recarga su cabeza sobre el hombro de mi perverso favorito y coloca su mano en la entrepierna de mi médico preferido y olvida explicarnos en que se basa para sospechar de la hombría de cristo

pretendo seguir de blasfemo y pregunto que por qué será que todas las puertas de entrada a las iglesias las construyen tan taaan enormes

justine y baltazar se miran divertidos y dicen al unísono no sé

digo que para que pueda entrar el altísimo y nos carcajeamos y dejo de carcajearme cuando observo inquieto como los dedos de justine rascan la bragueta de baltazar y baltazar me sonríe para tranquilizarme y quita de su braguetota la mano de justine

ahora tania libertad nos canta dios no lo quiera

justine intenta explicarnos las dificultades que ha tenido que enfrentar para obtener una beca del fonca

dice piiincchhiii foncaaaaa y se carcajea

me pide que escribamos un libro juntos

dice que una historia postmoderna

me pregunto que qué diablos será eso y le digo que sí

observo que justine empieza a dormitar y aprovecho para besar a baltazar en la boca

reímos y justine ni en cuenta

intentamos llevarla a la cama pero se resiste y se pone bolérica

nos canta con dificultad que quiere abrir lentamente sus venas para verter su sangre después

no entiendo dónde chingados quiere verterla

justine intenta poner su dedo índice sobre nuestras narices sin lograrlo y baltazar le ayuda a cantar

el norteño dice que sin embargo sus ojos azules como el color que tienen el cielo y el mar viven cerrados para él sin ver que está ahí perdido en su soledad

todos reímos como bobos y acaricio la entrepierna de baltazar quién continúa cantando

no me quiero quedar atrás y remato con un cariñito azucarado que sabe a bombón y vuelvo a besar a baltazar en los labios pero ahora lo hago con violencia

enredo mi lengua con la suya y juego con la frescura de su saliva

dejo a baltazar con la responsabilidad de cargar con justine y me aferro a su cuello

al cuello de baltazar mal pensados

baltazar entre risas contenidas pide que me calme pero no le hago caso

el norteño deja caer a justine sobre el sofá y después me abraza a dos manos

bajo el zípper de su bragueta y saco su miembro endurecido

doy un trago enorme a mi copa de vino helado y me arrodillo para meter su pito a mi boca inundada

baltazar se estremece y flexiona ligeramente las rodillas para ofrecerme generoso la totalidad de su gran virilidad

intenta explicarme el enorme placer que le provoca mi felación a la blanc le blanc

repito la operación hasta que eyacula sobre mi rostro

acerco mi cara a la suya para besarlo pero baltazar hace un gesto de desagrado

le digo que es su propia leche pero insiste en que no argumentando que no le gusta su olor

le pido entonces que me masturbe y lo hace con tal maestría que termino eyaculando con vigor sobre la blusa de justine

el ambiente se impregna con ese peculiar aroma clorado de nuestro semen

respiramos con dificultad

justine duerme acurrucada como una gatita blanca con moño rojo al cuello

tal vez sueña con sus amigos los bitnics

afuera la lluvia

 

Isaías Carballo de los Reyes (Q.E.P.D.)

 

Isaías Carballo fue un joven escritor pozarricense fallecido en 2005. Publicó un libro y dejó dos novelas a mi cargo. Las publico como un homenaje a su creatividad y con la intención de que sus obras salgan a la luz.

Luciano García

Twitter: @Luciano__García

 

Imagen: Lorenzo Costa, Concierto, 1485-95, National Gallery, Londres / www.histgueb.net

 

Ver Capítulo 1

Ver Capítulo 2

Ver Capítulo 4

Ver Capítulo 5

Deja un comentario