Amor con cara de bolero falaz - Cap. 6

Amor con cara de bolero falaz – Cap. 6

baltazar me encanta mucho más después de que se afeita

huele rico

sabe rico

le pido que se vista mientras invento algo de desayunar

decido preparar un omelet de espinacas

suena el teléfono

me pregunto que quién será

se hace un silencio sospechoso

mientras bato los huevos el ambiente se torna pesado

siento la atmósfera algo enrarecida

mi subconsciente dice que no está bien pero no le hago caso y mi mano levanta el auricular de la extensión de la cocina

escucho la conversación

baltazar dice que bueno que hablas

desde el otro lado de la línea un tipo explica que ha tenido mucho trabajo pero que lo ama

es el hijo de su puta madre del chuchín

me arden las orejas y siento una punzada en el pulmón derecho

se me nubla la vista

la sartén lanza toneladas de humo y mi respiración se vuelve difícil

baltazar dice no sabes cuánta falta me ha hecho esta llamada y agrega que la había estado esperando con ansía toda la semana

no soporto más pero el auricular está pegado a mi oreja

es como si le hubieran untado creisi cola loca

estoy engarrotado y tiemblo de coraje y el hijo de su puta madre del chuchín pregunta si lo han extrañado y baltazar contesta que sí y agrega mi amor

chuchín pregunta que si ha pensado en él y baltazar contesta que sí y agrega mi amor

pienso en que baltazar nunca me ha dicho mi amor y siento como si me ahogara

tengo el auricular en la oreja, pero ya no escucho

solo odio

mi orgullo clama venganza

la sartén deja escapar sonidos extraños, algo así como mensajes intergalácticos

cuelgan

baltazar llega hasta la cocina y pregunta en tono jovial que qué estoy cocinando

incluso silba una tonada pegajosa

creo que es banana de los chicos que le prestan su voz al grupo garibaldi

no le contesto

estoy mudo y semejo una estatua de sal

una escultura que bien podría titularse

hombre guei petrificado y herido que habla por teléfono por los siglos de los siglos santos amén

baltazar me mira y también se queda mudo

lo miro

me mira

continuamos mirándonos




la cocina está llena de humo

suelto el auricular y camino como autómata hacía la salida

baltazar me detiene y regaña

dice que no es bueno escuchar conversaciones privadas

lo sé

acabo de comprobarlo hace un par de minutos

aprieto los dientes y lo ignoro y continúo mi camino hacía la puerta

baltazar me detiene y me revuelvo furioso

hago pucheros y una rabieta

le miento su puta madre de una manera gruesísima

pide que me calme y dice que nunca me engañó y argumenta que yo ya lo sabía y se me salen dos lágrimas

una grande y otra pequeña

la grande la enjugo yo y la pequeña la seca el viento

va cayendo una lágrima en tú mejilla

baltazar intenta abrazarme, pero lo rechazo y le pido que por favor se vaya a la mierda

unas manos norteñas me empujan hacía el sofá

el dueño de las manos me obliga violentamente a sentarme

me arden los ojos, pero no quiero llorar

me ofrece agua y se la arrojo al cuerpo con todo y vaso y le digo que es un super ojete y que hemos terminado

baltazar no acepta mi oferta e insiste en que me calme mientras se seca el rostro

dice que debemos hablar como adultos

que debemos arreglar las cosas correctamente

digo que no quiero hablar ni arreglar nada

el humo ha inundado ya la sala

suena el teléfono y es justine que quiere hablar conmigo

le pregunto con voz entrecortada que cómo supo que estaba yo allí

fácil

habló a mi casa y no me encontró

cree que me escucho mal y argumento que las líneas andan fallando y que distorsionan la voz

dice que luego entren las nuevas compañías telefónicas le recomendará a baltazar que se cambie a eitiantí pero no me cree

invento entonces que se me murió una tía a la que quería muchísimo

dice que lo siente

que ella sabe perfectamente lo que es perder a un ser amado

le digo que voy a estar bien y me pregunta que si puedo prestarle mi computadora ya que la suya ha adquirido un virus o no sé qué

le digo que sí que cuando guste

que gracias

que salúdame a baltazar

claro

colgamos

baltazar me abraza y dice que me quiere mucho y que no tengo idea de cuánto le intereso

le reclamo entre hipidos que nunca me ha dicho mi amor

baltazar repite como loco miamormiamormiamormiamormiamormiamormiamor

no le permito que me bese y le pido tiempo para reflexionar

le digo que debemos dejar de vernos

sus ojos se entristecen y me pregunta que qué tengo que reflexionar y que qué tengo que analizar

contesto que todo

le explico que la relación así como está me daña

afirmo que yo no nací para ser mártir y que por lo tanto me doy por vencido

que le dejo el camino libre al chuchín

baltazar dice que no sea loco

me promete que no me va a dejar por nada del mundo

suena otra vez el teléfono

requieren urgentemente su presencia en el hospital para practicar una cesárea

baltazar me mira fijamente a la cara y me suplica con ternura que no lo vaya a dejar

aprieto los ojos e inicio mi venganza y digo no cómo crees

agrego que solo voy a andar con otras dos personas porque tengo el suficiente amor como para repartirlo entre los más necesitados y río con ironía

así

ja ja ja ja

a poco no éste tipo de letra de computadora denota así como mucha ironía

y es que esos trazos

mmh y esos espacios

baltazar baja el rostro y me pregunta que si puede pasar a verme a mi departamento más al rato

contesto que sí aunque sé que no voy a estar

baltazar quita finalmente la sartén de la estufa y salimos de su departamento

no le permito que me apapache y nos despedimos como un par de amigos bugas que acaban de discutir por cuestiones de fútbol

que no fue penalti

que sí

que pinche árbitro vendido

bah se me hace que eres puto y le vas al américa y que pa mear te sientas




baltazar me busca, pero me niego a verlo

pienso hacerlo sufrir y si realmente me quiere tendrá que soportar la prueba

bebo alcohol durante una semana contínua y con trazos de dolor escribo sobre una pared la leyenda el amor tiene cara de bolero faláz y a veces huele a orines de puerco

fumo y escribo y no me baño y como frutas y verduras

me coloco tapones en los oídos para no escuchar las llamadas de baltazar y si

sé que puedo descolgar el teléfono, pero los tapones en los oídos me parecen más melodramáticos

baltazar me busca en mi departamento, pero no le abro la puerta

justine está asustada

lo sé por los recados que deja en mi contestadora

cree que me voy a suicidar y no entiende por qué y me suplica que nos veamos

viene a mi departamento y le permito la entrada

dice que me veo fatal y yo le digo que estoy enamorado de baltazar

justine pela los ojos y pone cara de incómoda

insisto

un escritor de verdad debe soportar y tolerar todo

me dice pobrecito

creo que es su palabra favorita pues en su libro la utilizó como trescientas veces

no pregunta nada sobre si alguna vez baltazar ha accedido a mis reclamos

pienso que al fín de cuentas todos los hombres por muy machines que se crean alguna vez han tenido experiencias homosexuales

rectifico amado lector

casi todos

cuestiono a justine acerca del amor que ella siente por baltazar y confiesa que lo ama mucho porque es un toro en la cama

si lo sabré yo

agrega que es muy cariñoso y muy moderno

si lo sabré yo

y muy romántico

si también lo sé

justine afirma que su relación con baltazar es la relación perfecta ya que para ella el matrimonio como institución es una práctica primitiva y burguesa

digo que comparto su opinión

justine me aconseja que olvide a baltazar y que me enamore de un hombre guei o de un bisexual

ay justine que inteligente

gracias por tus sabias palabras

mi amiga me promete que no volverá a hacerle cariños a baltazar en mi presencia para no incrementar con ello mi dolor ya que no quiere ser la causante de mi desdicha

le digo gracias justine y me abraza

dice que me ama como si fuera su hermanito menor y me tranquilizo un poco

justine me habla de su familia

dice que su madre se llama agatónica y yo pongo cara de cómo dijiste

que su padre se llama justino

por eso lo de justine

y tiene un hermano menor y todos víven en guadalajara

que sus padres la adoran, pero creen que está un poco loca

estudió filosofía en la unam y siempre ha vivido sola

le explico que soy el tercero de seis hermanos y que mis padres viven en una pequeña ciudad muy cercana a poza rica llamada coatzintla y que también me adoran

digo que le tengo miedo al sida y que por lo general me enamoro de la gente que no debo

justine afirma que con tal de verme felíz no le importaría que baltazar viviera su bisexualidad conmigo

pongo mis antenitas en alerta y justine me explica lo que ya sé

que todos los seres humanos somos bisexuales pero que no lo practicamos porque la sociedad está llena de atavismos y esquemas y convencionalismos

me confiesa que en su epoca de estudiante tuvo una experiencia lésbica y que le agradó

recalca que lo volvería a hacer

que se considera heterosexual pero que no cree en los absolutos

le explico que yo he tenido experiencias heterosexuales y que me han agradado pero que prefiero a los hombres

justine me dice entre risas que tengo buen gusto

que baltazar aparte de inteligente es un cuero

mi amiga decide preparar algo de cenar y me pide que me meta a bañar

más tarde justine le dice a baltazar que realmente estoy enamorado de él

que pobrecito de mí

que qué pueden hacer para ayudarme

baltazar me habla por teléfono y atiendo su llamada

quiere verme y le digo que yo también

viene a mi departamento

me regaña por andarle diciendo esas cosas a justine y me pide disculpas y empiezo a obligarlo a que me diga que va a terminar con el chuchín

dice que no desea hablar de ello porque solo importamos él y yo

digo que también importa justine y asienta

pregunto excesivamente chípil que a quién quiere más si a justine o a mí

contesta que a mí

perdone marchanta y sale bueno este frijol

claro güera es el más fresco y el más barato

ni modo que diga es malísimo no lo compre

insisto con mi pregunta

baltazar sella mi boca con un beso y me mete su lengua hasta la garganta y me lloran los ojos y trato de hacerle entender que me ahoga

mggghhhhfff

rie y jugueteamos

es una especie de lucha libre erótica

me monto sobre sus piernas y lo miro fijamente y me mece apoyando sus brazos en mi espalda

canta aserrín aserrán los maderos de san juan y le hago segunda con el estribillo de píden pan no les dan

ya para cuando hablamos del hueso que se atora en el mero pescuezo meto mis manos frías entre su cuello y rodamos sobre la alfombra

con su voz ronca me dice pelao y me promete que me va a hacer muchas cosas ricas

me excito y solo atino a decirle que lo amo mucho

baltazar unta con vigor su pelvis contra la mía y me sofoca con su peso

sudamos y le digo que nos quitemos la ropa

abro un par de botones de su camisa y meto mis manos entre ese espacio para acariciarle los pectorales

pellizco su tetilla derecha y observo como la bragueta de su pantalón hace esfuerzos titánicos por contener el enorme bulto que ha crecido tras ella

baltazar me dice que está bien caliente

algunas perlas de sudor escurren por su frente y lame mi cuello y me provoca armonía con su bigote

rodeo su cintura con mis piernas y lo aprisiono y muerde mis labios

me obliga a abrir la boca con su lengua y trago un poco de su saliva

le digo que qué puerco y pregunta que si me dio asco

que no

digo que su saliva me supo a miel y me regala otro trago de su néctar

intento calcular los millones de colonias bacterianas que estamos intercambiando, pero no logro acertar a la cifra

baltazar dice que quiere penetrarme, pero le digo que no tengo condones

que si quiero así

nooo como crees

lo regaño y le digo que nunca se debe coger sin condón por más caliente que ande uno

me besa prolongadamente y me surge una duda

pregunto si con justine o con chuchín ha cogido sin condón

baltazar se aparta

el tema a discutir disminuye nuestra calentura

baltazar se recuesta sobre la alfombra y me abraza y observamos el techo y fumamos

insisto con mi pregunta

dice que con justine usa condón y con chuchín no siempre

me da un vuelco el corazón y pregunto muy molesto que porqué con chuchín no siempre

que dizque porque se tienen mucha confianza

opino que es una soberana pendejada y le recuerdo que así como él no es fiel porqué el chuchín habría de serlo

baltazar dice que se han hecho la prueba elisa juntos y que no hay problema

le digo que me desilusiona y me llama tontito

intento ponerme de pie, pero me jala con fuerza hacia su cuerpo

dice ven acá pelao

aclara que solo sexa con justine y con chuchín y conmigo

digo ah y muevo la cabeza de un lado hacía otro con sarcasmo

baltazar se pone de pie de un salto y me apapacha

digo que cómo es posible

que él es médico

repito lo del espot de que el sida no es cuestión de suerte sino de vida o muerte

se sale por la tangente otra vez y dice que si le tengo desconfianza se hace la prueba y me entrega el resultado en sobre cerrado y toda la cosa

le digo que no mame y que el asunto es más serio

baltazar da por terminada la discusión y sale a comprar condones

me pregunta que qué marca prefiero, pero no le contesto

retorna y me desnuda y me recuesta sobre la alfombra

me acaricia, pero estoy frío

como en otra galaxia

baltazar se esfuerza por hacerme reaccionar, pero no se me para y se molesta y masculla un me cago en dios muy ibérico

le pido que me comprenda, pero afirma que soy un exagerado

digo que qué culpa tengo yo de pertenecer a la generación del sida

baltazar no se da por vencido y susurra palabras sucias a mí oído

nada

muerde mis tetillas y lame mis testículos y nada

mi pene continúa flácido y semeja el moco de un guajolote al que no le importa en absoluto la vida

ni la cena de navidad

ni los conflictos de bosnia herzegovina

ni chechenia

ni los constantes enfrentamientos intelectuales entre luis gonzález de alba y sus acérrimos detractores

que tú lo dijiste

pero tú lo escribiste

que no

que sí

mejor ponte a estudiar y calla boca

ay tú las traes

discutimos brevemente y baltazar termina molesto y se viste con tal rápidez que me hace sentir culpable

le pido que me permita masturbarlo, pero no me contesta y le recuerdo que lo adoro pero que debe usar el condón siempre

se calza y le acaricio el pelo y le pido que no se enfade

que quédate conmigo

no

argumenta malhumorado que tiene una cesárea programada

pienso que qué pinches viejas tan más calientes y panzonas que ni parir correctamente un hijo pueden

siempre importunando a los médicos

siempre alterándoles su vida guei

como si fuera muy fácil construir una relación de pareja entre hombres

bola de inconscientes

baltazar deposita un gélido beso en mi boca y se marcha y siento bien feo

más tarde marco su número telefónico y le dejo un recado subliminal en la contestadora

le digo que me hace falta porque las noches se hacen más largas cuando en el pienso

que me hace falta por el recuerdo que ha dejado en mi corazón

termino con una pósdata

métete el condón en la cabezota

házlo por ti y por mí y por justine




baltazar me despierta y veo el reloj

son las once de la noche

levanto el auricular y con su voz norteña me dice que soy un pelao muy especial y berrinchudo

que le agradó mi detalle

a quién no

me explica que se le complicó la operación y que apenas terminó de ducharse

le pregunto que si trae puesta la bata que tanto me gusta

dice que sí y pregunta que cómo estoy vestido yo

que estoy desnudo

que así le gusto más dice con su voz arrastradita y me enciende y se lo digo

me pregunta que si me gustaría estar haciéndolo con él

claro

me confiesa que ya se le paró

que tócatela y piensa en mí

si tienes un hondo penar

pregunta que qué es lo que más me gusta de él

digo que todo y ennumero

uno tu pito

dos tus nalgas

tres tu pecho velludo

pregunta que si estoy seguro

ajá

le describo la imagen de mi casi doble erección y dice que quiere tenerme de patitas al hombro para dejármela ir toda

le digo que me estoy masturbando

dice que el también y pide que nos vengamos juntos

lo hacemos

aaaaaaagggghhhhh se escucha al otro lado de la línea y reímos y le digo que estamos locos

que tal vez nos escucharon en gobernación

dice que fue riquísimo y le pregunto que si fue su primera vez

si

le creo y es que fue tan espontáneo y fresco y natural que no hay lugar para las dudas

le mando mil besos y el dos mil

me aseo y duermo con una sonrisa angelical en el rostro

sueño que silvio rodríguez me echa en cara mis colores y mis facetas de pequeñoburgués con su canción en harapos

qué fácil es protestar por la bomba que cayó a mil kilómetros del ropero y del refrigerador me díce el cubanísimo dibujando un rostro recriminante

 

Isaías Carballo de los Reyes (Q.E.P.D.)

 

Isaías Carballo fue un joven escritor pozarricense fallecido en 2005. Publicó un libro y dejó dos novelas a mi cargo. Las publico como un homenaje a su creatividad y con la intención de que sus obras salgan a la luz.

Luciano García

Twitter: @Luciano__García

Imagen: http://www.clublobos.com/

 

Ver Capítulo 1

Ver Capítulo 2

Ver Capítulo 3

Ver Capítulo 4

Ver Capítulo 5

2 thoughts on “Amor con cara de bolero falaz – Cap. 6”

  1. Leí el libro de Isaías y me gustó muchísimo. Siempre busqué si había otro escrito por él y nunca encontré nada. Casualmente llegué aquí y mi sorpresa fue mayor al enterarme que falleció. Gracias por compartirnos algo de lo que escribió.

    1. Su familia y amigos lamentamos mucho su partida. Sin embargo, vive en nuestros recuerdos y en estas novelas que estoy publicando poco a poco. Gracias por leer. Saludos

Deja un comentario